Técnicas para una mañana productiva

Si te ocurre que las mañana se te van como agua, quizá es tiempo de que te programes para que sean más productivas y le saques más provecho a cada uno de los instantes del día. He aquí una guía para sacar más provecho de tu mañana.

Trabajo, pero a menudo me doy cuenta de que mi cerebro no se acelera hasta después del almuerzo. Si el día de trabajo fuera de noche, sería el doble de productivo -o así me gustaría pensar mientras miro el techo a las 2 a.m. pero vengo a las 9 a.m.? Nada. Aquí hay algunos trucos que uso para asegurarme de que realmente hago cosas cuando llego a mi escritorio.

Hábitos de los emprendedores

Estos son algunos de los hábitos de los emprendedores exitosos.

Haz ejercicio. Apenas te levantes de la cama, que tu primer mandato sea hacer ejercicio. Sean sentadillas, caminata, flexiones. Sea cual sea el ejercicio que hagas aumentará tu torrente sanguíneo y eso elevará tu ritmo cardíaco. Lo que te mantendrá más despierto y proactivo más rápidamente.

Baja la temperatura del agua en la ducha. Cuando te bañas con agua caliente relajas tu cuerpo al punto de que sólo deseas descansar. También te toma más tiempo tomar la ducha, lo que es otra forma de perder el tiempo. ¿Qué es lo que debes hacer? Bañarte con agua fría: es un shock que te despierta y te mantiene más alerta.

Toma un buen desayuno. La mayoría de nosotros sólo toma café y alguna pieza de pan, lo que es una soberana dosis de cafeína y azúcar que van directo a tu torrente sanguíneo y te dan energía, pero no te nutren ni mejoran tu estado de alerta y fortaleza física. Lo que tienes que hacer es tomar un desayuno como Dios manda, con proteínas, fibras y vitaminas, que no sólo te dan energía: también mantienen en buena forma todos tus sistemas.

Planifique su día sabiamente. ¿Qué te hace ir en tu trabajo? ¿Es la interacción del cliente y la colaboración con sus compañeros de equipo? ¿O es que realmente se está metiendo en un proyecto y no deja que nada lo distraiga? Sea lo que sea, trata de hacer eso por la mañana.

Trabajar en una tarea o proyecto que te emociona puede mantenerte motivado en un momento en que el entusiasmo puede ser una lucha. Si entras en la oficina “no todo”, hacer una tarea que te parece agotadora sólo va a empeorar las cosas. Por lo tanto, es mejor que planifique su flujo de trabajo de la manera que mejor se adapte a sus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *