La expansión de paladar es una técnica de ortodoncia que consiste en aplicar una fuerza controlada sobre los huesos del paladar superior, para estimular su crecimiento y aumentar su ancho. El paladar es la parte ósea y dura del techo de la boca, y su expansión se realiza para corregir problemas como el paladar estrecho, que a menudo conlleva problemas dentales y respiratorios.

El objetivo principal de la expansión de paladar es corregir problemas de mordida, como la mordida cruzada o la mordida estrecha, que pueden afectar la función y la estética de la boca. Al ensanchar el paladar, se crea más espacio para los dientes, lo que permite una alineación adecuada y una distribución equilibrada de la fuerza de masticación. Además, la expansión de paladar puede mejorar la respiración y la fonación en pacientes que tienen dificultades respiratorias debido a la estrechez del paladar.

¿Cómo se realiza la expansión de paladar?

La expansión de paladar se realiza mediante el uso de dispositivos especiales, llamados expansores de paladar, que se colocan en la parte posterior del paladar y se ajustan periódicamente para aplicar una presión gradual sobre los huesos. Los expansores de paladar pueden ser fijos o removibles, y pueden tener diferentes formas y tamaños, según las necesidades y las condiciones de cada paciente.

Los expansores de paladar se suelen colocar en pacientes en edad de crecimiento, ya que es cuando los huesos del paladar son más flexibles y receptivos a la fuerza de expansión. Sin embargo, también se pueden colocar en pacientes adultos, aunque el proceso puede ser más lento y requerir una cirugía previa para separar los huesos del paladar.

El proceso de expansión de paladar consta de las siguientes fases:

  • Evaluación y planificación: El ortodoncista realiza un estudio completo de la boca del paciente, mediante una exploración clínica, radiografías, moldes y fotografías, para determinar el tipo y el grado de problema que presenta, y el tipo y el tamaño de expansor de paladar que necesita.
  • Colocación del expansor de paladar: El ortodoncista coloca el expansor de paladar en la boca del paciente, fijándolo a los dientes molares o premolares con bandas o brackets, o adaptándolo al paladar con una base de acrílico. El expansor de paladar tiene una parte central, llamada tornillo, que se activa con una llave especial para ejercer la fuerza de expansión.
  • Activación y ajuste del expansor de paladar: El ortodoncista indica al paciente o a sus padres cómo y cuándo activar el tornillo del expansor de paladar, según el plan de tratamiento establecido. La activación consiste en girar el tornillo una o varias veces al día, lo que provoca una separación gradual de los huesos del paladar. El ortodoncista realiza un seguimiento periódico del paciente, para comprobar la evolución y el resultado de la expansión, y para ajustar o cambiar el expansor de paladar, si fuera necesario.
  • Mantenimiento y retirada del expansor de paladar: Una vez que se ha logrado el ancho deseado del paladar, el ortodoncista deja de activar el tornillo del expansor de paladar, pero mantiene el dispositivo en la boca del paciente durante un tiempo, para consolidar el crecimiento óseo y evitar una recidiva. El tiempo de mantenimiento puede variar según el caso, pero suele ser de varios meses. Finalmente, el ortodoncista retira el expansor de paladar y continúa el tratamiento de ortodoncia con otros aparatos, si fuera necesario.

¿Qué beneficios tiene la expansión de paladar?

La expansión de paladar ofrece una serie de beneficios tanto funcionales como estéticos, como los siguientes:

  • Corrección de problemas de mordida y maloclusión: La expansión de paladar puede solucionar problemas de mordida, como la mordida cruzada o la mordida estrecha, que pueden afectar la función y la salud de la boca. Al ensanchar el paladar, se mejora la oclusión dental, es decir, el contacto entre los dientes superiores e inferiores, lo que permite una mejor masticación, deglución, habla y expresión facial.
  • Mejora de la respiración y la fonación: La expansión de paladar puede mejorar la respiración y la fonación en pacientes que tienen problemas respiratorios debido a la estrechez del paladar, como el ronquido, la apnea del sueño, la sinusitis o la otitis. Al ensanchar el paladar, se aumenta el espacio de la vía aérea superior, lo que facilita el paso del aire y la producción de sonidos.
  • Estética y armonía facial: La expansión de paladar puede mejorar la estética y la armonía facial en pacientes que tienen un paladar estrecho, que puede provocar una cara alargada, una nariz estrecha, unos ojos hundidos o unas mejillas planas. Al ensanchar el paladar, se modifica la forma del maxilar superior, lo que repercute en la forma de la cara, la nariz, los ojos y las mejillas, creando un aspecto más equilibrado y atractivo.

En conclusión, la expansión de paladar es un procedimiento de ortodoncia que se utiliza para ensanchar el paladar superior y corregir problemas de mordida y de armonía facial. La expansión de paladar se realiza mediante el uso de dispositivos especiales, llamados expansores de paladar, que se colocan en la parte posterior del paladar y se ajustan periódicamente para aplicar una presión gradual sobre los huesos.

La expansión de paladar ofrece una serie de beneficios tanto funcionales como estéticos, como la mejora de la función oral, la respiración, la fonación y la estética facial. Si tienes algún problema relacionado con el paladar estrecho, te recomendamos que consultes con un profesional médico y un ortodoncista para recibir el asesoramiento y la ayuda adecuados.

Por admin1223

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *